});

lunes, 22 de agosto de 2016

Urea Cosmética!


La principal característica de la urea, que hace que ahora estemos hablando de ella, es que es capaz de impedir la pérdida de agua a través de la piel.  Pero también tiene otra propiedad muy útil:  es capaz de afectar a las células de la piel de forma de promover su descamación.

La urea es un componente que el cuerpo humano fabrica de forma natural, formando parte importante de muchos procesos que el organismo lleva a cabo para funcionar como regular el sistema de retención de líquidos, mantener la presión sanguinea adecuada o eliminar los excesos de tóxinas.  Es con este último proceso con el que mucha gente la relaciona, ya que la urea forma parte también de los deshechos del cuerpo, la orina, las heces y el sudor, aunque no tiene olor ni es tóxica.



Muchisimos productos cosméticos contienen hoy en día urea, pero no es la misma que fabrica el cuerpo humano.  Esta es una urea limpia, creada de manera sintetica en un laboratorio con la concentración adecuada para el uso al que vaya a ir destinada.

La importancia de la urea surge de otra de sus funciones más importantes en el cuerpo: se trata de un factor natural de hidratación (FNH), por lo que es necesaria para que la piel retenga el agua que la nutre y la mantene con un aspecto saludable.

La urea se ha convertido en uno de los ingredientes más comunes en los cosméticos hidratantes, especialmente en cremas.   La razón para ello es que la aplicación de la urea sobre la piel genera un efecto de barrera, impidiendo que la valiosa agua que debe nutrir la dermis se escape y manteniendo los niveles de hidratación adecuados.  Por esta razón lleva siglos utilizándose para tratar las pieles más secas e incluso enfermedades dermatológicas como la hiperqueratosis, la psoriasis o la dermatitis, entre otras.

Sin embargo, cada producto suele acompañar la presencia de la urea con un porcentaje, señalando la concentración del ingrediente que se incluye en su composición.  Este número es muy importante, ya que según la cantidad de urea que se aplique sobre la piel, los efectos serán distintos.

Bien utilizadas, las cremas con urea son una solución fácil y rápida a la piel seca.  Se ha demostrado que a las tres semanas de aplicación diaria, el nivel de hidratación de la dermis puede aumentar entre un 14 y un 26% convirtíéndola en una gran aliada.

Sin embargo, hay que tener cuidado en caso de tener la piel muy sensible, ya que la urea puede llegar a ser un componente irritante según su concentración.  Ante la duda, siempre es conveniente consultar con un profesional serio.

0 comentarios:

Publicar un comentario