});

viernes, 3 de junio de 2016

Crepes con Harina de Garbanzos


Hace unos años atrás y antes de descubrir la harina de garbanzos sólo conocía la harina normal de trigo y sus variantes (integral, de fuerza, de repostería), pero no tenía ni idea de que existían también la harina de coco, la harina de almendras o la harina de garbanzos.  


Un día ví la harina de garbanzos´en una tostaduría y decidí probarla a ver que tal.  Es una harina poco conocida pero se usa muchísimo en países como la India y se puede utilizar para muchos platos.  Yo las conseguí ya preparadas pero también la puedes hacer en casa también y solo necesitas garbanzos crudos. Y moler y moler y tamizar y tamizar hasta que se haga una harina fina.

La harina de garbanzos presenta las mismas propiedades de los garbanzos, por lo que es muy rica en proteínas, minerales, vitaminas y fibra.  Además, no contiene gluten por lo que es ideal para celíacos a la hora de preparar recetas con harina.

La cantidad de agua y harina de garbanzos puede variar dependiendo del gusto de cada persona.  Si añadimos más agua van a quedar menos densas y más cantidad de masa, por lo que salen más crepes, pero si nos pasamos con el agua la mezcla quedará aguada y no será consistente para cocinarla.  

Con las cantidades que están en la receta salen 4 crepes en un sartén mediana.  Esta cantidad está bien para dos personas, teniendo en cuenta que después podemos rellenarlos de lo que queramos.

Me encanta esta receta porque se adapta a muchas combinaciones y podemos rellenar los crepes de verduras, mermelada, champiñones.  Se prepara rápido y cuando tienes un poco de práctica te salen a la primera.

Después puedes cambiar y añadir lo que quieras.  A veces le agrego, queso rayado.  En fin a tu gusto y de tus comensales.

La receta:
  • 100 grs de harina de garbanzos
  • 250 ml de agua
  • Aceite de coco.
Mezclamos la harina de garbanzos con el agua con la ayuda de una batidora.

Engrasas el sartén con el aceite de coco.  
Añades un poco de la mezcla en la sartén y esperas que se haga a fuego medio.  Cuando la mezcla esté compacta también un poco por encima, la giras con la ayuda de una espátula.  Dejas que se haga por el otro lado y sacas del fuego.

Y como dije, lo rellenas con lo que te animes.   

Es muy bueno, sano y bajo en carbos!

0 comentarios:

Publicar un comentario