});

martes, 31 de mayo de 2016

Merengue


Estos merengues, cuanto los hago!  los hago para las tortas, horneados como snack dulce; le agrego cacao y sale Mousse de Chocolate y así...  Por lo que viene siendo la receta base de muchas de mis recetas.

Antes de la receta y la preparación, unos consejitos porque, en verdad que es muy fácil de hacer, como todo tiene su técnica y cualquier error y daña toda la preparación.
  1. Cuando se separen las claras de las yemas, no debe quedar ni un solo rastro de yema en las claras.
  2. Los huevos deben ser frescos y encontrarse a temperatura ambiente;
  3. Si quieres que quede más blanco, le puedes agregar unas gotas de jugo de limón al final del batido.
  4. Si el fin del merengue es la decoración de un postre o torta, le puedes añadir una pizca de "Cremor Tartaro", a la clara antes de batir, para que quede más firme y lo protejas de la humedad del ambiente.
  5. La proporción entre claras y azúcar, es de una parte de clara por dos de azúcar (o tagatossa).
  6. Si quieres el merengue horneado, lo pasas por una manga de reposteria, lo pones en una bandeja y unos minutos al horno precalentado.
Si te llevas de estos consejitos, te quedará un merengue brilloso y delicioso.

Ahora la receta y preparación:

  • 4 claras de huevo (También uso NoEgg que es un sustituto del huevo, sube y sabe igual que el huevo)
  • 1 taza de Tagatossa (lo consigues en el Jumbo), o taza de azúcar si no estás a dieta.
  • 1/2 taza de agua.


En una olla, colocas la azúcar y el agua, lo pones al fuego hasta que se haga un almibar.  Mientras se vá haciendo el almibar, bates las claras de huevo hasta que estén a punto de nieve.

Ya cuando consigas los dos puntos que necesitas, agregas el almibar lentamente al batido, lentamente y sin dejar de batir.

Continúa batiendo hasta que el batido adquiera una consistencia firme y esté tibia o a temperatura ambiente.

Y a disfrutar sin culpa!




0 comentarios:

Publicar un comentario