});

miércoles, 11 de mayo de 2016

Bizcocho de Coliflor!

Este es uno de esos platos, que cuando no tengo deseos de cocinar o cuando no sé que comer, siempre es el que me salva.  (Debo confesar que siempre en mi refrigerador hay coliflor).

Esta receta es muy famosa en el Reino Unido, los restaurantes más gourmet la tienen y según pude ver, hasta los más famosos chefs, ganadores de la Estrella Michelín, lo tienen en su menú.


Mis amigos cuando tienen alguna cena o almuerzo especial, siempre quieren que yo se los haga. Y al otro día, todos pidiéndome la receta de tanto que gusta.  Porque es muy bueno, sano y con muy bajo índice glicémico.  Por lo que podemos comer sin culpa.


Mi consejo sería en este plato por la experiencia de tanto hacerlo, dejar las flores del coliflor un poco grandes, no desmenuzarlas.  Al cortar, se vé la flor del coliflor muy bonita.  Aunque ya sería a gusto personal.

Como siempre, esta es la receta base, ya luego podemos modificarlas a nuestro antojo.



  • 1 coliflor pequeña
  • 1 cebolla roja mediana pelada
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de romero bien picadito
  • 7 huevos
  • 1/2 taza de albahaca bien picadita
  • 1 taza de harina de garbanzos (o coco o almendras)
  • 1 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/3 cucharadita de cúrcuma molida
  • 150 g de queso parmesano rallado grueso u otro queso curado (yo a veces uso mucho más que esta cantidad y queda espectacular)
  • Sal y pimienta
  • Mantequilla para el molde
  • 1 cucharada de sésamo
Precalienta el horno.
Se ponen las flores de coliflor en una olla y agregar 1 cucharadita de sal.  Cubrir con agua y cocer a fuego lento durante 15 minutos, hasta que las flores estén suaves pero firmes.
Escurrir y reservar en un colador para que se deshidraten.

Cortar 4 rodajas de la cebolla y dejar de lado.  Picar el resto de la cebolla y agregar junto al romero y cocinar a fuego medio en un sartén con aceite a fuego medio, revolviendo de vez en cuando hasta que estén blandas.  Retirar del fuego y dejar enfriar.

Poner la cebolla en un envase grande, añadir los huevos y la albahaca, mezclar bien y luego añadir la harina, polvo de hornear, la cúrcuma, el queso parmesano, la sal y pimienta.   Batir hasta que quede suave.  Luego agregar la coliflor y unir bien tratando de no romper las florecitas.
Pones esta masa en un molde y le agregas las semillas de sésamo por toda la orilla,  (aquí siempre le agrego más queso) y pones los aros de cebolla que cortamos al principio, en la parte superior.

Lo ponemos al horno por 45 minutos o hasta que el cuchillo salga limpio.

Retiras del horno y dejar enfriar al menos unos 20 minutos antes de servir, para que al cortar esté firme.







0 comentarios:

Publicar un comentario