});

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Colección Amatista



Este año no ha sido fácil para Chile. Empezando el año con un terremoto, y hasta el día de hoy sintiendo las réplicas. Después, pasa lo de los 33 mineros que gracias a Dios, cada día falta menos para que ellos salgan a la luz.

Bueno, desde el terremoto no había ni entrado al taller. Ni una pieza. Parece que la musa de la inspiración quedó encerrada entre mis miedos, pérdidas y angustias.

Todo pasa, llegó la primavera y con ella mi musa. Ahora a empezar mis creaciones, mi colección de este año. Todo Amatista! La Amatista, la piedra transmutadora.!

La Amatista, también conocida como cuarzo morado, es una hermosa piedra cuyo color puede variar desde el lavanda hasta el violeta rojizo. En gemoterapia son muy apreciadas sus propiedades espirituales.

El violeta que domina a la amatista sería un color ideal para la meditación y la introspección, recomendándose en consecuencia su utilización en consultorios médicos, academias, institutos, dormitorios y otras zonas destinadas a la lectura, el estudio, el trabajo intelectual en general y el descanso.

A su vez, calmaría los miedos y las grandes turbulencias emocionales, aconsejándose también su uso contra el insomnio, por ejemplo colocándola bajo la almohada o debajo de la cama. Teniendo en cuenta su alto potencial energético, los expertos también creen positivo tener una amatista en algún rincón especial de nuestra casa.

Es una piedra donde el que la lleva puesta tiene la facilidad para cambiar todo lo negativo en positivo.

La primera pieza de esta colección. Mi versión de la Paloma de la Paz y la amatista, con todas sus propiedades, cerca del corazón que la lleve.

1 comentarios:

Paola Díaz - Peralillo Wines dijo...

La Paloma es muy bella, me inspira paz y creo que llevarla puesta no pasaría desapercibida, la encuentro muy linda, la vendes?
Saludos
Paola

Publicar un comentario